El Gobierno mexicano pretende construir un autódromo en Acapulco para albergar carreras NASCAR como parte de los planes de reconstrucción del icónico centro turístico, asolado el año pasado por un devastador huracán, dijo Miguel Torruco, secretario de Turismo.

Otis, el huracán más potente que jamás haya golpeado la costa pacífica mexicana desde que se tienen registros, azotó Acapulco la madrugada del 25 de octubre, provocando la muerte de medio centenar de personas y dejando millonarios daños.

«Ya existe el inversionista para, en un terreno de 60 hectáreas, tener un autódromo para poder llevar a cabo carreras y además otro tipo de actividades de índole internacional», dijo el secretario de Turismo, Miguel Torruco, en una rueda de prensa en Acapulco, mientras de fondo podía verse una diapositiva con una foto de un circuito y el título «Pista de carreras NASCAR».

Sin dar mayores detalles, el funcionario agregó que Acapulco también acogerá peleas internacionales de box y seguirá albergando el Abierto Mexicano de tenis, donde participan deportistas de primer nivel a escala mundial.

Desde 2004 México acoge anualmente el NASCAR PEAK Mexico Series, una de las categorías automovilísticas internacionales de la competición más comercial y popular de Estados Unidos. Ningún vocero de NASCAR en Estados Unidos respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Además, la capital del país latinoamericano ha acogido, por décadas, el Gran Premio de México, una carrera anual del campeonato mundial de Fórmula 1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *