Categorías

GOBIERNO DE CALIDAD/ Los tres mitos del metaverso

Por Jorge Manrique, Rector del Colegio Jurista y Director general de Gobierno de calidad, consultoría de políticas públicas.

El metaverso, como muchas innovaciones, genera expectativas muy altas y poco realistas al considerar que transformará completamente la forma en que trabajamos, compramos, socializamos y jugamos. Pero al mismo tiempo, otros asumen que es una moda impulsada por la exageración que atrae sólo a gamers y celebridades.

Lo sorprendente es que la mayoría de los consumidores conocen y se involucran con alguna forma del metaverso. No obstante, esta nueva tecnología está inmersa en muchos mitos. Estos son los tres principales:

Mito 1: Nadie sabe qué es el metaverso. Lo cierto es que se conoce como “el Internet del futuro” y se emplean ya dispositivos inmersivos para demostrar diversas plataformas y experiencias de usuario.

Los consumidores no dan una definición precisa, pero si pueden describirlo. Para ello se emplean palabras como “inmersivo”, “interactivo” o “red a escala”.  Una de las definiciones que establecen más precisión fue ésta: “una red interoperable de mundos virtuales en 3D  y en tiempo real”.

Mito 2: El metaverso es fugaz. Sin embargo, los consumidores no coinciden con esta percepción y aseguran que pasarán más tiempo en línea para hacer ejercicio, trabajar, leer y comprar. En algunas economías desarrolladas como Estados Unidos, aproximadamente el 10% de la población ya probó la realidad aumentada (AR) o las citas metaversas, y la mayoría la disfrutó más que la alternativa de la vida real.

Los consumidores creen que pasarán cuatro horas al día en el metaverso dentro de los próximos cinco años.

Mito 3: El metaverso es para jugadores. Las plataformas de juego como Roblox, Minecraft y Animal Crossing muestran que el juego está a la vanguardia del metaverso, pero los consumidores buscan cada vez más entretenimiento y compras en el mundo virtual.

Sin embargo, los intereses más populares de los consumidores del metaverso incluyen compras inmersivas, reservas, aprendizaje, viajes y socialización, no en jugar,

Ahora, los consumidores están entusiasmados con las marcas que ingresan al metaverso. Están entusiasmados de participar en una experiencia digital con sus marcas favoritas.

Está claro que estamos sólo en el comienzo del metaverso tal como lo conocemos hoy. A medida que la experimentación se amplíe, habrá una explosión de ideas creativas y comercialmente viables que transformarán la forma en que trabajamos, jugamos, nos conectamos y nos involucramos.

Así, las marcas deberán definir su estrategia de metaverso, y decidir qué camino tomar según lo que de lo que crean sobre adopción, oportunidad e inversión requerida.

¿Qué tan relevante será el metaverso en nuestras vidas? Son previsibles algunos cambios en algunas facetas y áreas específicas, pero también es previsible que la cultura estandarizará la operación de muchas otras. En sí, la gradualidad de modificaciones del metaverso aún es una incógnita. La moneda está en el aire.