Púas, armas, migrantes y votos

PULSO

Eduardo Meraz

La frecuencia de los “encuentros cercanos” entre los gobiernos de Estados Unidos y México en el presente año electoral, sin duda tendrá efectos en el actual nivel de las relaciones bilaterales no sólo en materia económica, sino migratoria, tráfico de armas y drogas y, aunque parezca improbable, en materia política.

Mientras las candidatas del oficialismo y de la oposición, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, sostuvieron este lunes reuniones con legisladores republicanos de EU, se dieron a conocer dos noticias alentadoras en materia de migración y de tráfico de armas, sin por ello ser consideradas una solución definitiva, pues conllevan compromisos adicionales.

En el rubro de armamento, por un lado, la Corte de Apelaciones del Primer Circuito de Estados Unidos dictó sentencia a favor de México, en su demanda contra empresas fabricantes de armas. Por el otro, la Secretaría de la Defensa Nacional, alertó al gobierno norteamericano del ingreso de armas a nuestro país propiedad del ejército estadounidense.

Es decir, la complejidad para solucionar este asunto es mayor a la estimada pues, como ocurre en nuestro país, los grupos delincuenciales han encontrado mecanismos para acceder a armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas de ambas naciones.

Clara expresión del poder económico del crimen organizado que, por el sistema electoral mexicano, representa una advertencia grave, tanto para votantes como para candidatos a cargos de elección, por la inoperancia o manga ancha gubernamental hacia los grupos delincuenciales, ansiosos de aumentar su dominio.

A su vez, una Corte Suprema permitió a agentes de la Patrulla Fronteriza cortar el alambre de púas instalado por Texas, al conceder una apelación de emergencia de la administración Biden, que ha estado en un enfrentamiento cada vez mayor el gobernador texano, Greg Abbott.

A cambio, se iniciaron las pláticas para trasladar al sur del territorio nacional el punto en el que los migrantes tramiten su solicitud de asilo para Norteamérica, al tiempo que se busca que EU sancione a las empresas centro y sudamericanas que están transportando migrantes irregularmente, y que México haga lo mismo en su territorio.

Pero lo realmente significativo, fue la visión presentada por las candidatas presidenciales de la alianza oficialista y del frente opositor en su reunión con congresistas estadounidenses.

Sobre el encuentro, Xóchitl Gálvez, señaló que se abordaron temas de interés común para nuestras naciones: la relocalización industrial en América del Norte, la estrategia contra el crimen organizado y una coordinación con responsabilidad conjunta en materia de migración.

Por su parte, Claudia Sheinbaum, fue mucho más escueta sobre la entrevista, ya que solo agradeció la invitación para platicar con el embajador Ken Salazar, y los congresistas Tony Gonzales, Randy Weber y Michael McCaul, sobre el futuro de las relaciones entre México y Estados Unidos.

Así, de la manera en que se trabaje para frenar el tráfico de personas, armas y drogas entre México y su socio comercial norteño, se verán reflejados sus efectos en los procesos electorales, primero en nuestro país y después en Estados Unidos.

Además de los partidos, candidatos y autoridades federales y electorales, el papel de la delincuencia organizada será relevante para saber si privará la voluntad ciudadana o se realizará en medio de alambres de púas, por la intervención del gobierno y el crimen organizado.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

De acuerdo con la organización Impunidad Cero, existe un índice de impunidad de 99.6 por ciento en el fenómeno de desaparición forzada, durante los últimos tres años de que se tiene registro, lo cual se debe a colusión de jueces con delincuentes, retraso en las investigaciones por parte del Ministerio Público o a la falta de denuncias por amenazas de represalias.

[email protected]

@Edumermo

 

25 Views
Scroll to top
Close
Browse Categories
Browse Tags
Browse Authors