Desde que PEMEX asumió el control obtuvo rendimientos netos positivos por 954 millones de dólares en el cierre del año pasado y de 711 millones de dólares al tercer trimestre de 2023

La refinería de Deer Park, operada completamente por Petróleos Mexicanos (PEMEX) desde principios de 2022, experimentó una notoria transformación que lleva a la empresa estatal a alcanzar sus mejores resultados operativos y financieros en los últimos 16 años, según las estadísticas reveladas por la petrolera.

“Desde que PEMEX asumió el control de Deer Park a principios de 2022, sus resultados han sido sólidos y hemos observado rendimientos netos positivos por 954 millones de dólares en el cierre del año pasado y de 711 millones de dólares al tercer trimestre de 2023, los cuales contrastan con las pérdidas observadas en los tres años previos”, mencionó Carlos Cortez, director de finanzas de la petrolera mexicana.

Al cierre del tercer trimestre de 2023, la refinería texana no solo informó de un rendimiento no visto desde 2007, sino que también marcó la primera vez que cerró un ejercicio sin deuda, de acuerdo con los datos proporcionados por PEMEX.

Carlos Cortez destacó que el cambio estratégico implementado por PEMEX en la refinería de Texas llevó un aumento operativo, con mayores niveles de utilización y disponibilidad de las plantas, así como a una reducción de los índices de paros no programados.

La ubicación estratégica de Deer Park en la costa norteamericana del Golfo de México ha contribuido a una fuerte generación de Ebitda, alcanzando los mil 306 millones de dólares al cierre del año pasado y 895 millones registrados hasta el tercer trimestre de 2023.

Además de los notables logros financieros, la integración de Deer Park desempeñan un papel fundamental en la reversión de la tendencia decreciente en el procesamiento de crudo por parte de PEMEX, con un aumento del 75% en los últimos cinco años. La refinería de Texas ahora aporta el 24% del total de crudo procesado por la petrolera mexicana.

“El cambio de rumbo del que he hablado, ha permitido también revertir una condición inercial de menor producción, para lograr también estabilizarla e incrementarla, destacando la participación de Deer Park, que aporta ya un importante volumen de combustibles para el transporte”, subrayó Cortez.

Es crucial señalar que la contribución de la refinería texana es esencial para PEMEX, en este contexto, uno de los desafíos actuales es optimizar el envío de los combustibles procesados en Estados Unidos para satisfacer la creciente demanda en México, por lo que se están evaluando diversas alternativas para incrementar la producción como el transporte mediante ductos o ferrocarriles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *