Al menos 23 personas murieron este viernes y alrededor de 30 están atrapadas luego de un alud de tierra en una comunidad indígena del noroeste de Colombia, informó una responsable la gobernación del departamento del Chocó. Según la funcionaria, varios derrumbes cerraron la vía que conduce de la ciudad de Medellín a Quibdó.

«Ya es un hecho: 23 personas fallecidas y 20 personas heridas», dijo a Blu Radio el alcalde del municipio del Carmen de Atrato, Jaime Herrera. En la noche del viernes, las autoridades habían registrado 18 muertos y 30 atrapados bajo los escombros que cerraron la vía.

La vicepresidenta, Francia Márquez, informó en la red X (antes Twitter) que hay «aproximadamente» 30 personas heridas por el alud. Desde hace más de 24 horas diluvia en esa región pegada al Pacífico, donde está una de las selvas más lluviosas del mundo.

Imágenes compartidas en redes sociales y en canales de televisión muestran automóviles destruidos en medio del lodo y derrumbes. De acuerdo con la responsable que habló con la AFP, son «varios» deslizamientos que dificultan el trabajo de rescatistas y bomberos que ya están en la zona.

«Mucha gente» se bajó de sus vehículos y «se albergó en una vivienda» cerca al municipio de Carmen de Atrato, «pero lastimosamente vino un alud y la sepultó», aseguró. «Incluso se está haciendo un llamado para que lleguen con helicópteros porque como hay varios derrumbes es difícil el acceso».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *