El líder de la principal banda criminal de Ecuador probablemente se fugó «horas antes» de un operativo de control el domingo en la cárcel en la que cumplía condena, indicó este lunes el secretario de Comunicación del gobierno, Roberto Izurieta.

Lo más probable, (es que) se dieron infiltraciones y es cuestión de horas antes (del operativo)», dijo el funcionario al ser consultado por el canal Teleamazonas sobre «cuándo se fugó» Adolfo Macías, alias «Fito».

Las autoridades no han reconocido la evasión del criminal de 44 años.

El domingo, el comandante de la Policía, general César Zapata, admitió que «se pudo percatar la no presencia de uno de los internos» con el ingreso de la fuerza pública en una penitenciaría del puerto de Guayaquil (suroeste) en la que debía estar «Fito».

La fiscalía abrió una investigación por la «presunta evasión» del jefe de la banda narcocriminal Los Choneros, la más temida de Ecuador que se disputa de manera sangrienta las rutas para el tráfico de drogas con otras agrupaciones delictivas. Además, se le ligó en su momento con el Cártel de Sinaloa.

«Fito», quien estaba preso en la cárcel Regional de Guayaquil, cumplía desde 2011 una pena de 34 años por delincuencia organizada, narcotráfico y asesinato.

El secretario de Comunicación del gobierno indicó que «la fuerza del Estado está puesta en marcha para encontrar a este sujeto sumamente peligroso».

Izurieta lamentó que «el nivel de infiltraciones» de los grupos delictivos en el Estado «es muy grande» y tildó de «fallido» al sistema penitenciario ecuatoriano.

Medios locales reportaron que el lunes se producían incidentes en varias cárceles del país, incluso con retención de guardias penitenciarios, sin que haya un pronunciamiento de autoridades.

En la pequeña prisión conocida como El Inca, en el norte de Quito, ingresó un fuerte contingente policial, mientras militares resguardan el exterior, constató un periodista de la AFP.

La última vez que se le vio a «Fito» fue en septiembre pasado, cuando fue temporalmente trasladado a otro reclusorio de máxima seguridad de Guayaquil luego del asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio.

Entonces, apareció en fotografías obeso, con pelo largo y barba prominente. Miles de uniformados lo vigilaban, en una de las operaciones militares y policiales más grandes que realizó allí el expresidente Guillermo Lasso (2021-2023).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *